martes, 16 de octubre de 2007

Wall-E: Pixar entra a la ciencia ficción.


Mostrando que el éxito no se les sube a la cabeza, Pixar(Buscando a Nemo, Los increibles, Ratatouille) nuevamente propone un argumento interesante, si bien se ve un tanto diferente al de sus otras películas: Se trata de Wall-E , una historia de ciencia ficción que se ubica en una era en donde la civilización se ha llenado de tanta basura que la tierra debe ser evacuada, quedando a cuidado de unos robots que deberán limpiarla hasta volverla habitable. Será entonces cuando Wall-E, uno de esos pequeños robots se enamora de Eve, otra robot que se encarga de supervisar el trabajo de estos. El probema es que Eve, a diferencia de Wall-E, no posee sentimiento alguno.

Sin duda, este film no busca ser otro "Robots" y de hecho se ve mucho más interesante que esta. Se ha programado su estreno para el 2008, y el director será Andrew Stanton, el mismo de "Buscando a Nemo".

¿Delgo?¿Qué cosa es Delgo?...


Bueno... al parecer se trata de otra película animada en tres dimensiones, aunque no es producida por Pixar o Dreamworks, sino por Phantom Studios, una división de Macquarium intelligent Communications La verdad es que el estilo visual no me parece tan pulido como el de las dos compañías antes mencionadas, pero supongo que si posee una buena historia, logrará triunfar ¿No?



¿No?


La triste realidad del mundillo de la animación es mucho más triste, pues los animadores y guionistas no sólo deben cuidarse de incluir algo inapropiado para evitar quejas de los padres ( Inútil precaución. Los niños aprenderán esas cosas viendo "South Park".), sino que también tienen que ajustarse a las reglas del mercado: es decir, crear personajes "cool", es decir, con suficientes accesorios o posturitas para vender mejor los juguetes (que obligatoriamente salen con cada estreno de películas infantiles)

La Trama, según el sitio web de la película, promete "Una historia situada en un mundo mágico, lleno de humor, acción, moustruos extraños y claro está, romance. También prometía lo mismo "Arthur y los Minimoys".

Saquen ustedes sus propias conclusiones...