miércoles, 5 de marzo de 2008

Por qué fracasan las adaptaciones de la animación a la realidad?

Ante la reciente avalancha de adaptaciones al cine de dibujos animados, resultaría conveniente ver porque casi siempre o mejor dicho, siempre resultan en fracaso o decepción para los fanáticos de dichas series (habría que hacer un artículo de porque va la gente a verlas sabiendo lo que les espera, pero bueno.)
¿Por qué fallan? Bueno, razones obvias no faltan: actores sin talento, directores que hacen el trabajo por puro encargo y sin más aspiraciones que ganar unos (millones) dólares de más, efectos pobres o inconvincentes…Pero claro: hay excepciones. Hay casos en donde la adaptación tiene todas las de ganar, reuniendo un elenco de lujo, actores con talento y buenos directores. Y aún así fallan. ¿Por qué será?
Pensemos en casos, como en el filme, exitoso en su 1980 ahora olvidado de Popeye de Robert Altman. Contando con el comediante Robin Williams, Shelley Duvall, y un presupuesto bastante decente (para la época)

Aunque reunió buen dinero, la crítica vapuleó la película hasta el punto en que el fallecido Altman renegó de ella. También Robin Williams lo consideró como un trabajo inferior (aunque es mejor que cosas como “RV”) E incluso hoy, esos mozalbetes que escriben en páginas como IMDB la califican de sosa y olvidable. Lo irónico es que, comparado que con lo que se vendría , “Popeye “ era una maravilla.
Lo que (tristemente) vino después
Demás está decirlo: si viene una, vienen otras después, a la par que se quedaba sin ideas Hollywood: Ricky Ricón, Las Torrugas Ninja, los Picapiedra, las repelentes “Garfield” y “Rocky y Bullwinkle” y hasta hace poco “Alvin y las Ardillas”



En fin… ¿Por qué fallan? La razón es muy simple: parte del encanto de las caricaturas es que pueden hacer cosas que la realidad no puede imitar. Y son perfectas en el diseño que el autor concibe para ellas, por lo que tratar de volverlas reales traiciona la esencia de las mismas.
Por ejemplo, no porque Bob Esponja nos parezca gracioso eso quiere decir que nos va a parecer gracioso un tipo con disfraz (aunque Hollywood crea que sí)




así va a ser "Bob Esponja: la película real"


Así mismo, recordemos que los dibujos animados tienen, por lo general, tramas sencillas, condensadas para diez o doce minutos, por lo que las películas alargan la trama y la rellenan como pueden(por lo general con chistes de mal gusto)Otros, como Garfield y transformers, no respetaron las trama ni los personajes originales, además de dar más énfasis a personajes humanos que estaban en un segundo plano en las caricaturas, para facilitar su versión filmíca.
Los efectos
Pero claro, con la llegada de los efectos por computadora, Hollywood no podía perder oportunidades de lucir su tecnología : ahora, en vez de tipos con disfraz, la computadora hacía su magia dando a luz a grotescos seres que parecían mutaciones atrapadas entre la realidad y la fantasía



El ser grotesco es el de la derecha, el otro es una persona real, aunque no lo crean

A veces resulta bien, como Transformers. Ojo, no digo que la película este bien, digo que los efectos están bie. La verdad es que concuerdo mucho con aquellos con los que no les gustó porque se fijaban mucho en los aburridos humanos y muy poco en los transformers(Si uno va al cine para ver a los Transformers, se lleva una decepción horrorosa al ver que tiene que tragarse al menos el 70% de la película viendo a un grupo de simplones hablando sandeces)
EL OTRO LADO DEL MUNDO
Japón tampoco se queda atrás. Ya han sido llevadas a la pantalla versiones de Dragonball y otros animes, así como una serie de actores reales de Sailor Moon. Sí, es tan zarrapastrosa como se la imaginan. Para cualquiera que haya visto anime, se dará cuenta que no lucen como japoneses. A eso, súmemele pelucas de colores, lentes de contacto y disfraces de cosplay ¿Y que obtiene? pues esto:



¿Verdad que es un espanto? Y eso que Hollywood ya está metiendo mano a Japón con sus propias versiones de DragonBall, Evangelion, Macross , Alita,Voltron, y las cosas ya están empezando a oler mal.



Este tipo va a salir en la película de Dragonball.Palabra.
¿Qué nos reserva el futuro? Lo único cierto es que Hollywood no va a parar(a menos que fracasen en taquilla) así que mi única recomendación es la siguiente: Vayan y compren muchos episodios de sus series favoritas, ríanse, disfrútenlas varias veces, y consérvenlas con cariño…antes de que Hollywood termine de destruir los recuerdos más felices de su niñez.