sábado, 16 de mayo de 2009

Aportes de Filmation



De todas las críticas que se han hecho a la compañía Walt Disney, creo que la más justa y acertada de estas ha sido el reprocharle haber hecho toda clase de innecesarias secuelas para video de sus películas más famosas, arruinando sus más bellos clásicos con continuaciones que nadie quería ni que nadie pidió.
Pero si alguna vez te has preguntado porque Disney jamás haya sacado “Blancanieves y los Siete Enanos 2” o “Pinocho 2” (Dios nos libre) Esto ha sido porque esas secuelas ya existen…Sólo que no fueron hechas por Disney. Fueron hechas por la desaparecida compañía de animación Filmation.
Filmation es una compañía muy odiada por los fans de la época dorada de la animación tradicional, puesto que a través de sus series más populares pusieron de moda aquel recurso tan usado en las series de dibujos de los años setenta: La repetición constante de cuadros, muchos de los cuales eran usados en todos los capítulos de una misma serie.
Sí, es cierto eso que ya lo hacía Hannah Barbera en los años sesenta, pero Filmation lo llevó a los extremos con su adaptación de los cómics de Archie realizada en 1968, siendo además esta la principal influencia de series como “Scooby Doo” (y todos sus correspondientes clones)

El tema de apertura de Archie: ¡Pónganse los lentes 3D!
Durante toda la década de los ochenta, Filmation saturó el mercado con numerosas series hechas con animación limitada y moralejas al final del episodio, siendo muchas de ellas muy queridas y recordadas, mientras que otras pasaron a ser esas series que te gustaban de niño y de las que ahora tú te burlas cínicamente.
Hal Sutherland, quien había dirigido tantas numerosas series animadas durante los sesenta y setentas, realizó en 1974 uno de sus más recordados largometrajes, “Journey Back to Oz” , la cual inició aquella odiosa tendencia de querer adaptar cualquier serie o película exitosa en un formato animado.
Mientras que “El Mago de Oz” contaba con Judy Garland y Ray Bolger, esta secuela contaba con Liza Minnelli y Mel Blanc, y era tan comparable a la original como “Hannibal” lo es a “El Silencio de los Inocentes”.

Pero lo mejor aún estaba por venir, puesto que en 1987 Sutherland realizó su último trabajo como director, una película siniestra y cruel en la cual sus realizadores intentaron imitar la oscuridad de las primeras películas de Disney:

Se trataba de una secuela no oficial de “Pinocho”, no tanto de la película de Disney, como de la historia original : “Pinocho y el Emperador de la Noche” siniestra continuación de la historia del muñeco de madera que había logrado su sueño de convertirse en humano, y que en esta película era sumergido en una serie de situaciones sospechosamente similares a los de la primera película, algunas de ellas incluso peores. La gran mayoría de los críticos la proclamó como una copia descarada de la original. Y razón no les faltaba (Ahora Pepe Grillo se llamaba “Gee Willikers”)
Ahora bien, cuando un niño lee un cuento de hadas, es capaz de sobrellevar de las cosas horribles que pasen en este, porque tiene la certeza, de que este tendrá un final feliz. (Bueno, casi todos)Este prototipo de secuela no oficial, se basaba en el cínico principio de que la felicidad de un personaje al final de su historia no podía durar para siempre, y que POR FUERZA el malo de la película tenía que tener un hermano o hermana, el cual siempre regresaba para atormentar a los protagonistas de la historia una y otra y otra y otra y otra vez....
Bueno, al menos era menos aterradora que la versión de Roberto Beningni.
Y este principio se aplicó a otra secuela realizada por Filmation: “Felices para Siempre” (Un título irónico) en las cuales “Blancanieves “tenía que salvar a su príncipe del hermano de la reina malvada, ayudada por sus enanos, quienes habían tenido un cambio de sexo, y además ahora tenían superpoderes. Pero por más genial que esto suene, la película fue recibida con frialdad tanto por la crítica como el poco público que la vio, siendo considerada como una de las peores películas animadas de la historia.

Pero por fuerza, alguien de la Disney tiene que haberla visto estas dos películas y quizá pensó que sería una gran idea exprimir todas las historias de sus películas, inventándose nuevas historias con las cuales ganarían un dinerito extra. Gracias a este genio, tenemos cosas como “Bambi 2” “El perro y el Sabueso 2” “La Sirenita 1, 2 y 3” y las secuelas de Aladdín, entre otros.

Pues sí, para bien o para mal, Filmation ha tenido una fuerte influencia durante décadas en las películas y series animadas de los últimos años. Y aunque puede que sea un poco injusto usar la labor de esta empresa como un Chivo Expiatorio para culpar los errores cometidos por las otras empresas, también es mucho más fácil. Y divertido.
La versión fraudulenta de los Cazafantasmas:


Trailer de G.I.Joe: The rise of Cobra


Dirige Stephen Sommers, el director de "La Momia" y "Van Helsing". Francamente no sé que pensar al respecto, excepto:
HOLLYWOOD SE ESTÁ QUEDANDO SIN IDEAS.
Oh, la nostalgia, la nostalgia...



Por cierto, les recomiendo a todos visitar este sitio web con críticas de películas, es muy entretenido e interesante:

http://imagenennegativo.blogspot.com/