martes, 11 de agosto de 2009

Gargoyles, el “Batman” de Disney


A comienzos de los 90, la Warner arremetió con una serie animada que cambió por completo el panorama de los superhéroes animados que aparecían en televisión. Esta era “Batman: La serie animada” cuya oscura representación del héroe se alejaba notablemente de las coloridas y bonachonas representaciones del personaje, logrando algo que muy pocos dibujos animados logran: Crear una historia y un protagonista que resultasen interesantes no sólo para los niños sino también para un público de mayor edad.
Y con méritos propios llegó a ser una de las mejores series animadas que se hubieran hecho, logrando a superar a todos los demás exponentes del género.
Las series de superhéroes que vinieron después ya estaban marcadas por su influencia; basta ver las series animadas de Marvel de mediados de los 90, “Superman” y la serie de la que se ocupa este artículo.
Una serie animada única, oscura y cautivante, una de las pocas que podía compararse de la “Batman” de los 90.
Hablo, desde luego de “Gargoyles”, posiblemente la mejor serie animada de Disney.
Con una imponente presentación, la Disney sorprendió a todos con una completamente distinta hasta el momento: Las series ochenteras y de los noventa de Disney (Muy buenas por cierto) habían sido series cómicas, dirigidas primordialmente a un público infantil.

“El pato Darkwing” había sido la primera serie de superhéroes de Disney, una divertida parodia de “Batman” con animales antropomorfos, pero “Gargoyles” fue la primera caricatura “seria” de Disney, con una trama y personajes que iban evolucionando conforme iban avanzando los capítulos, combinándolo con una trama mágica y misteriosa, llena de seres fabulosos surgidos de las diferentes mitologías de todo el mundo, combinándolo con elementos propios de la ciencia ficción.
Los héroes no podían ser más atípicos: Eran monstruos temidos y odiados por los humanos entre los cuales unos pocos reconocían su valor y generosidad, y que a pesar de sufrir una constante serie de traiciones por parte de los humanos (Véase el trágico primer episodio), aún así seguían firmes en su juramento de proteger a la humanidad.
Las gárgolas eran llevadas desde la Edad Media y liberadas del hechizo que las había mantenido convertidas en piedra durante siglos en la ciudad de Manhattan del siglo XX, desde donde continuaban su misión, al tiempo que se daban cuenta de que l mundo moderno no era tan simple como el que habían abandonado.
Lo más notable de esta serie es que es el mérito de ser una de las pocas series que, a pesar de estar dirigida a un público mayor (Al menos mayor que el de “Pato aventuras”) no se olvidaba del público infantil, manteniendo ese criterio de que los dibujos animados debían transmitir un buen mensaje a los niños. Pero no de la forma simplona la de los dibujos ochenteros, sino que lo hacía en forma inteligente, mostrando las consecuencias de las acciones cometidas por los personajes, incluyendo además enseñanzas sobre valores familiares.
Con una animación muy buena y unos diseños muy distintos al estilo clásico de Disney, “Gargoyles” logró lo que “El Caldero Mágico” y “El Jorobado de Notre Dame” no pudieron lograr: Crear una animación más madura y compleja, pero que al mismo tiempo se apegase a los elementos tradicionales de Disney, como lo son la magia y los valores familiares.

Y aunque tuvo una muy buena acogida, unas temporadas después, Disney simplemente dejó morir la serie, para luego ocuparse de hacer sandeces como “Los Sustitutos” y otras caricaturas horrendas hechas en un intento desesperado por competir con las series de Cartoon Network o Nickelodeon. Eso, sin mencionar sus terribles series de actores reales.
Dudo mucho que Disney Channel llegue a emitir esta serie… Pero “Gargoyles” siempre será el recuerdo de una época mejor, en la que los animadores demostraban el nivel que se podía alcanzar, si se esforzaban lo suficiente. En fin…Así es la vida.

“Up” o el Cielo animado


Tardíamente realizo esta insignificante crítica, ridículo aporte al mar de cosas que ya se han dicho sobre lo nuevo de Pixar. Los comentarios van desde “Obra Maestra” a cosas como “trabajo menor” pero lo cierto es que, desde mi humilde punto de vista, “Up” es simplemente la mejor película de Disney, y posiblemente la mejor película de este año nefasto.
Ya sé que las alabanzas a las películas de Pixar ya se están volviendo un cliché (“Maravillosa” “divertida” “tierna”, etc.) además me molesta el hecho de que cada película realizada por este estudio sea proclamada inmediatamente como “mejor que la anterior” (La excepción sería “Cars”) aunque siendo justos, se puede apreciar una gran madurez en sus últimos trabajos con respecto a la primera “Toy Story”
Y es que desde “Buscando a Nemo” Pixar ha ido a la cabeza de la animación mundial (Sin importar lo que digan algunos sujetos que siempre buscan dar la contra para demostrar lo especiales que son) dejando en claro que la magia está en una buena historia y no en los millones que se gasten para crear efectos y escenarios foto realistas.
Y eso lo demuestran una vez más con “Up” aunque a otro nivel, más “maduro” (Por así decirlo) que sus otras películas. Sí, más que “Los Increíbles” aunque quizá estos elementos se pierdan por culpa de algunas rarezas de los personajes y la historia.
Y a decir verdad…El tráiler resultaba poco más que desconcertante, puesto que no dejaba ver hacia donde iba la trama. Nos mostraba una serie de personajes completamente distintos entre sí, en un ambiente poco habitual, con perros parlantes, aves de colores y naves voladoras, como si se tratase de una película de Miyazaki(Y en cierta forma, ese conjunto de “rarezas” y personajes peculiares me recordó mucho a la obra de ese animador japonés, especialmente “Howl´s Moving Castle”)
Sin embargo, puedo decir, con toda certeza, que aquellos elementos funcionan maravillosamente (¡Allí está otra vez esa palabra!) bien en esta película, esto quizá sea gracias al personaje principal, Carl, quien resulta tan entrañable como personajes de Disney clásicos como el oso Baloo, pero al mismo tiempo resulta un personaje complejo y logrado (Posiblemente el mejor que Pixar haya creado alguna vez) cuyo viaje resulta ciertamente cautivante y cautivador.
No me molestaré en describirles en este texto los pormenores de la trama y de los personajes, ni de la multitud de referencias sutiles a actores y películas clásicas(Porque ya lo hicieron un centenar de críticas anteriores a la mía) ni de revelar sus giros argumentales: Que baste decir que, si acaso “Up” llegase a ser una de las diez películas nominadas al Oscar, esa nominación estaría más que merecida. (De hecho, si hubiera justicia, lo ganaría, pero yo estoy seguro que se lo van a dar a alguna bazofia pretenciosa como “Enemigos Públicos”)
No sé sí “Up” sea la mejor película animada que se haya hecho. No es una película perfecta, hay algunos personajes que resultan menores (Como Russel, el niño explorador que seguramente decidieron hacerlo asiático para que la película fuera políticamente correcta) hay situaciones que resultan familiares (Parejas disparejas que terminan siendo amigos…) pero aún así: Desde mi punto de vista personal, esta película siempre ocupará un lugar muy especial en mis recuerdos y en la historia del cine en general.
Y claro, no dudo que los gafapastas con mentalidad de “yo no veo dibujitos animados” posiblemente la desprecien (Si acaso la ven) pero ¿A quién le importa? Este es mi blog y no de ellos. Que sigan despotricando contra la “decadencia” del cine actual. Que sigan llorando porque ya no se hagan dramas existenciales como en los años 70 y que la gente prefiera ver “dibujitos animados” antes que algún dramón pretencioso y aburrido dirigido por el snob que ellos más admiran. En verdad que es patético. Muy, muy patético.

…Y por otra parte, también me tomé la molestia y le tiempo de ver otra película en DVD, “El amor en los Tiempos de Cólera” una adaptación de la novela homónima de Gabriel García Márquez y dirigida por Mike Newell, el mismo que dirigió “Cuatro Bodas y un Funeral” y “Harry Potter y el cáliz de Fuego” (¿Qué creen? ¿Qué sólo veo “dibujitos”?) ES HORRIBLE. Una bazofia completa. Excremento. Caca. Mierda infecta y apestosa cubierta por moscas y cucarachas. Asquerosa. Repulsiva. Patética. Nauseabunda. Miserablemente mala. Tediosa. Aburrida hasta el punto que marea. Ridícula y patética como una telenovela. Una violación al libro en el que está inspirado. (Es más: Creo que si se la muestran a Gabo, lo mandan directo a la tumba)
Ahora ya saben porque a García Márquez no le gusta que su obra sea adaptada al cine.
Aunque si deseas ver a Javier Bardem haciendo el rídiculo, posiblemente esta sea tu película. (Que asco)