sábado, 5 de septiembre de 2009

Tin toy:Pixar, el valle inquietante y la lección no aprendida por Zemeckis




La teoría del Valle inquietante o valle inexplicable (Uncanny Valley) es un básicamente un aspecto de la robótica que estudia y analiza cuál es la respuesta de los humanos frente a los robots. La teoría enunciada por Masahiro Mori en 1970 establece que cuanto más se parece un robot a un ser humano en su apariencia y movimientos más positiva es la respuesta emocional de las personas hacia él hasta que se alcanza un punto en el que repentinamente esta respuesta emocional se convierte en absoluto rechazo: Mientras que aceptamos que los robots tengan algunas cualidades humanos, nos molesta todo aquello que es semi -humano. En el caso del cine, este término se utiliza mucho en lo concerniente al cine de animación por computadora, en especial aquellas que quieren reemplazar a los seres humanos por muñecos cubiertos de cera brillante. Mientras que las películas protagonizadas por seres humanos caricaturescos o poco realistas triunfan en la taquilla y son consideradas como tiernas o simpáticas, películas como “Final Fantasy” o las últimas obras de Robert Zemeckis,(Que pasó de ser visto como un director respetado a algo así como un científico loco con pésimas ideas) generan rechazo, y suelen ser fracasos de taquillas, porque, mientras buscan imitar a los seres humanos reales (aunque suene paradójico) más inhumanos se vuelven, al sacrificar la expresividad por “realismo”.



“Tin Toy” uno de los primeros cortos de Pixar, nos explica más claramente esta teoría: Mientras que el muñeco de plástico, de ojos grandes y rasgos caricaturescos genera ternura y simpatía en el espectador, el bebé, un personaje más realista luce grotesco y evoca un rechazo inmediato.
Considerando las reacciones negativas hacia el monstruoso bebé en cuestión, Pixar tomó la decisión más sensata y se olvidó de los humanos (Por un tiempo) para hacer a los juguetes y animales los protagonistas absolutos de sus historias, generando un gran éxito de taquilla y muy buenas críticas. (Aunque cabe decir que hay quienes dicen que los pocos personajes humanos que intervienen en la primera “Toy Story” tienen algo extraño en su rostro, como si el espectro del maligno bebé no hubiera desaparecido aún) Pixar había aprendido la lección.
Desde “Monsters Inc.” Los humanos de Pixar se hicieron mucho más simpáticos y agradables, en gran medida porque todos ellos tienen un aspecto gracioso que los acerca más al mundo infantil.
Y sin embargo hay quienes insisten en que es posible romper con las reglas del Valle Inquietante, y reemplazar a los actores reales con u elenco enteramente digital.
Strike Uno: Final Fantasy, el Espíritu en nosotros.

Nunca sabré porque Hinobu Sakaguchi, el creador del juego “Final Fantasy” se decidió por reemplazar los elementos legendarios y míticos de la historia que lo había hecho famoso por un aburrido cuento de una invasión alienígena (Cielo santo, que originalidad…) aunque sospecho que fue para hacer la película más accesible al público del resto del mundo, que debe haber sido como los juegos (Con magia, naves voladoras, héroes y monstruos míticos, Chocobos, etc.) le hubiera parecido “raro” a los espectadores ajenos al mundo de los videojuegos (Aunque hubiera sido infinitamente más ameno)

Strike 2: El Expreso Polar


La película navideña más materialista y frígida que se haya hecho hasta ahora, usaba tecnología de punta y secuencias asombrosamente elaboradas, hechas para que los espectadores se quedaran deslumbrados diciendo “Oh, mira, parecen personas reales” olvidándose del hermoso mensaje que predicaba: Lo importante de la navidad es recibir enormes regalos. (Sí, ya sé que esa es la dura verdad: Pero no tenían porque hacer una película enteramente dedicada a eso) Por alguna razón misteriosa, el público (Yo incluido) prefirió ver “Los Increíbles”, una película de Pixar, también con protagonistas humanos, pero mucho más caricaturescos (Eso sin mencionar que el guión de “Los Increíbles era mucho mejor y más divertido, mientras que el del Expreso Polar era insufrible)
Debo confesar (…) Que cuando se anunció la película “Beowulf”, fui uno de los pocos que tenían mucha fe en el proyecto, creyendo que Zemeckis había recuperado (al menos en parte) la cordura. Después de todo, la leyenda de Beowulf era tan absurda y excesiva, que adaptarla en animación no era tan descabellado como algunos pensaban. Pero por razones que nunca entenderé, Zemeckis y Neil Gaiman, prefirieron hacer más “realista” y “verosímil” de la leyenda de Beowulf. (Aunque eso sí, por fuerza Angelina Jolie tendría que salir sin ropa)

“Beowulf” fue una gran decepción para mí. Fue mejor que “El Expreso Polar” pero no tanto como hubiera querido. Aún así, hizo una buena suma en la taquilla, por lo que Zemeckis decidió seguir adelante, con otra adaptación: “Un cuento de Navidad” de Charles Dickens.

Me imagino que las escenas de este teáser están a medio hacer porque SE VEN HORRIBLES. La animación de este breve tráiler se ve peor que “El Expreso Polar”. Había oído que Zemeckis pensaba apegarse al carácter oscuro de la historia original, pero lo que acabo de ver y el haber elegido a Jim Carrey como protagonista absoluto despiertan en mí, los peores presentimientos. Mucho me temo, que esta será una comedia, una espantosa comedia de captura de movimiento, con personajes que parecen posesos haciendo muecas en cada escena…
Espero (por el bien de todos equivocarme) pero si desde ya, las cosas empiezan a apestar, creo que tal vez no debería elevar tanto mis expectativas.


Oh ¡Qué real se ve!