miércoles, 2 de diciembre de 2009

100 películas animadas que ver antes de morir (Parte 2)

11- Peter Pan

Otra de las obras maestras realizadas por el estudio. Recordada por su gran nivel de animación, su sentido del humor y sus entrañables personajes, “Peter Pan” supo ganarse el cariño de las audiencias de todas las épocas.
Si bien algunos elementos de la obra original de James M. Barrie fueron “dulcificados” para hacerla más acorde con los gustos de la época, la esencia de la obra se respeta, al igual que en la excelente película realizada en el 2003, y que no respetó la horrenda secuela “El Regreso al país de Nunca Jamás” ni ninguna de las (¡JA!) películas para video protagonizadas por el hada campanita. Ni tampoco “Hook”
Por eso esta es la versión más querida de todas.

12-Rebelión en la Granja


Si bien no posee el nivel de animación de la compañía Disney(Y aún así, está muy por encima de muchas producciones modernas), la primera película animada de Gran Bretaña es una de las mejores adaptaciones de una obra literaria al formato animado, además de ser una de las primeras películas animadas que fueron pensadas no sólo para niños, sino también para un público adulto.
Inspirada en la novela satírica de George Orwell, esta película es muy fiel a la novela, respetando tanto a los personajes como a la atmósfera oscura y pesimista del libro. Lo único que se cambió con respecto a la historia original fue el final, reemplazándolo por uno mucho más optimista, pero efectivo. Y también es mucho mejor que el telefilme con animales reales realizado en 1999.
“Rebelión en la Granja” fue bien recibida por la crítica al momento de su estreno. Algunos criticaron el cambio del final de la historia, pero “Granja de animales” sigue siendo una muestra del potencial del cine de animación para adaptar historias clásicas, y la piedra angular para al realización de otras magníficas películas animadas como lo son “Watership Down” y “The Plague dogs”, ambas de Martín Rosen.


13-La Dama y el Vagabundo


La emblemática escena del spaghetti se ha vuelto el blanco de numerosas parodias (incluyendo una realizada en la secuela realizada para video) “La Dama y el Vagabundo” es una de las historias de amor más encantadoras que se hayan hecho, y también es una muestra de muchas de las principales virtudes del estudio: Una soberbia animación, personajes encantadores y canciones de lo más agradables.
Aunque fue en el año de su estreno un éxito de taquilla, los críticos arremetieron contra la película, asegurando “que los perros tenían el tamaño de hipopótamos” (¿?) Y que “la animación era de muy mala calidad” (De nuevo: Me pregunto que habrían dicho esos críticos si vieran los bodrios que hay ahora.)

14- La reina de las nieves

Un clásico realizado durante el período de oro de la animación rusa, y gracias al cual el celebrado animador japonés Hayao Miyazaki decidió que valía la pena dedicarse a este (a veces) ingrato e infravalorado oficio. Aunque sólo por este detalle merecía ser incluido en esta lista, el filme cuenta con numerosas virtudes, adaptando con suma fidelidad el hermoso cuento de Hans Christian Andersen.
Hasta la fecha, esta es la mejor versión que he visto: Se han hecho muchos telefilmes (algunos de muy, pero muy mala calidad, incluyendo una desastrosa versión de Hallmark Channel, que redujo la historia original a ser una comedia romántica para adolescentes.)
Con un estilo de animación muy bello y delicado, (Nótense los hermosos fondos, los cuales sin duda fueron una gran inspiración para Miyazaki)

15-Sueño de una noche de verano


La obra maestra del gran animador checo Jiří Trnka(Muy conocido y celebrado por adaptar cuentos de hadas y leyendas de su país), es una adaptación muy fiel y hermosa a la obra teatral escrita por William Shakespeare, respetando la magia y encanto de la misma.
Muy poco conocida en nuestro medio, esta obra es una de las mejores películas animadas en stop-motion, narrada con elegancia y precisión, como si se tratase de un espectáculo de ballet.
Lo mejor de la obra Trnka está presente aquí, siendo merecedora de todas las alabanzas y premios que obtuvo en el momento de su estreno. Ojalá se hagan los esfuerzos necesarios para que no caiga en el olvido, como muchas grandes obras de este autor.
16-La Bella Durmiente


La más representativa de todas las obras de Walt Disney realizadas en los años 50, “La bella Durmiente” se convirtió en un modelo a seguir por al menos un 85 % de las películas animadas que se hicieron después, no sólo las Disney, sino que esa influencia sigue viva aún en la modernidad, siendo tomada como referencia en parodias como “Shrek” o en cada película animada de princesas realizada por Disney.
El estudio aceptó el riesgo de intentar con diseño de personajes distinto al que venían realizando anteriormente, apelando a las formas geométricas, con la que se reforzaba la lograda atmósfera medieval presentada por esta película, resultando en unos diseños muy bellos y estilizados.
Por supuesto, que, para variar, ni la crítica ni el público de la época premiaron a Disney con el reconocimiento merecido por esfuerzos, considerando que la historia era muy “similar” a la de Blancanieves y La Cenicienta. (Yo me preguntó que estaban esperando)
A destacar: El encuentro de Aurora y el Príncipe Phillip, y la tenebrosa (y violenta) pelea final del príncipe en contra de la bruja Maléfica, convertida en un dragón. Todos los que consideran que todas las películas de Disney son todo canciones y colores pastel pasan por alto esta secuencia.
17- 101 dálmatas


Una de las películas más divertidas de Disney, y también una de las mejores películas animadas de la década de los sesenta (Una época muy débil para los largometrajes animados, pero no tanto como los setenta y ochenta)
Dotada de una acción trepidante, constantes golpes de humor y algo de suspenso, esta es una de las más logradas películas de Disney, además de experimentar con una nueva técnica de animación, que sería predominante en las producciones de los sesenta y setenta de Disney. También presentó a uno de los más crueles (y divertidos) villanos realizados por el estudio, la perversa Cruella de ViL.
No me sorprende que Sylvain Chomet (El director de “Las Trillizas de Belleville”) se haya inspirado en esta película para realizar su genial ópera prima. (Se nota la influencia, tanto en lo visual como en el tratamiento del argumento) Una cosa más: Cuando era niño, solía gustarme mucho la película hecha con actores reales y lindos cachorros de verdad…Ahora de grande la he vuelto a ver y…Nada que ver, es un bodrio pedorro, repelente y patético, como todas las películas de actores reales inspiradas en caricaturas. La versión animada es un millón de veces mejor.

18- La magia del Cielo y la Tierra


Sin duda, una de las películas animadas más originales que alguna vez se hayan hecho, y (por desgracia) también una de las menos conocidas. Si creías que “El submarino Amarillo” era desconcertante y psicodélica, “La Magia del Cielo y la Tierra” no podía ser más experimental: La animación, hecha con recortes (Como las de los segmentos animados del programa “Monty Python”) recuerda mucho a obras de arte abstracto, de significado confuso y desconcertante.
La mayoría de películas animadas que se hacían por esos años estaban basados en cuentos de hadas y leyendas, o eran sobre animales teniendo aventuras, por lo que resulta doblemente sorprendente (y agradable) ver esta clase de experimentos. A mí me recuerda mucho a “Eraserhead” y a los cortometrajes de David Lynch, no sólo por el tratamiento visual, sino también por los extraños sonidos que complementan las imágenes)

19-El pequeño Príncipe y el Dragón de Siete Cabezas (Wanpaku Ouji no Orochi Taiji)


Dentro de toda la historia de la animación japonesa, y siendo realizada en una época previa a la existencia del anime (O al menos de la aparición de las características que comúnmente se atribuyen al anime) esta es una de sus obras maestras, y también uno de los picos más altos del cine animado.
Estilizada y original, la película tomaba como base de su argumento una leyenda japonesa, como muchas otras películas animadas, pero el plano en el cual destacaba era en su animación: Dando énfasis a las figuras planas, y usando fondos inspirados en el arte conceptual japonés, cada cuadro de esta película parecía una preciosa pintura, una obra de arte, la que se sumaba un argumento cargado de fantasía y magia.
Lástima que en Japón ya no se haga este tipo de animación… (Las exigencias del mercado, supongo: P)

20-El libro de la Selva


La obra póstuma de Walt Disney, y la que marcó el final de toda una época. De todas las películas realizadas por este estudio, esta es una de las más alegres y divertidas, y también es una de las más accesibles para el público moderno.
Bien sea por sus divertidísimas secuencias o sus increíblemente carismáticos personajes, esta película fue (¡Al fin!) muy bien recibida por la crítica y el público, pero, lamentablemente, Walt Disney ya no estaba vivo para atestiguar el éxito de la misma. Aunque es muy diferente de la obra en la que está inspirada, eso no le resta mérito alguno. De hecho, esta es una de las mejores versiones realizadas hasta la fecha. Y también la más querida.
Queda para la historia el encantador personaje de Baloo; el carácter cómico de esta película marcaría la orientación humorística de las películas animadas de Disney hasta “El zorro y el sabueso”.