lunes, 21 de diciembre de 2009

100 películas animadas que ver antes de morir (parte 10/Final)




91-Tekkon krinkeet




¿Creen ustedes que se puede combinar el anime dramático e intimista tipo “La Tumba de las Luciernágas”, con el anime de batallas estratosféricas y artes marciales acrobáticas tipo “Dragonball”? Pues sí que se puede, y esta película lo demuestra: Michael Arias, el primer norteamericano en realizar una película anime nos regala uno de los espectáculos animados más alucinantes que alguna vez se hayan visto. Es una historia cautivante, divertida y bizarra, pero también es brutal y en (ocasiones) increíblemente cruel, en el cual la furia y la ternura pueden estar encarnados en el mismo personaje, en una historia en la cual lo chocante y lo inocente caminan juntos, por una misma ciudad, una jungla de concreto, en la cual los niños pueden vivir la más maravillosa de las aventuras, pero en donde también hay marginales, indigentes y más de un inmisericorde yakuza.
Y no, aunque los protagonistas sean niños esta NO es una película infantil.
92-Paprika



La última película de Satoshi Kon hasta la fecha (Aunque, por lo que dicen está trabajando en un nuevo proyecto para el próximo año) Un tributo a sus dos grandes obsesiones: El cine (Manifiesto a través de diferentes secuencias que recrean numerosas escenas de clásicos del cine) y el mundo de los sueños, un plano de existencia que permite a su creador brindar un fabuloso espectáculo visual, pero sin olvidarse del argumento ni de sus (atípicos, raros, excéntricos) personajes. Y a pesar de tener una trama similar, esta película funciona mucho mejor que cosas como “La Célula”


The Fall es genial, eso sí.

93-Persépolis



Inspirada en la historieta autobiográfica de Marjane Satrapi (Quien además co-dirige la película) “Persépolis” es una película animada como pocas: En esta historia hay lugar para lo divertido, lo trágico, lo inocente y lo absurdo, pero siempre enmarcado en la realidad que rodea a su protagonista, tan cambiante y convulsa como lo pueden ser las emociones experimentadas por un adolescente al momento de pasar el tránsito hacia la adultez. El estilo dibujo, así no sea del agrado de todos, cumple perfectamente su labor al recrear de forma elegante (Pero no preciosista ni dulcificada) tanto la realidad como el mundo imaginario de su protagonista. La nominación al Oscar estaba más que merecida.

94-Ratatouille



“Ratatouille” demostró que Brad Bird aún mantenía su buen pulso y nivel como director. Y aún así, algunos insistieron en criticarla, comparándola con “Los Increíbles” (Lo cual es tan absurdo como comparar a “La Princesa Mononoke” con “Ponyo en el acantilado”) como si todas las obras de Brad Bird tuviesen que estar relacionadas con el mundo de los superhéroes o de la ciencia ficción. Si en “Los Increíbles” Brad Bird demostró que aún podían hacerse cosas nuevas dentro del cine de superhéroes, “Ratatouille” demostró que aún se podía hacer mucho por el subgénero de los animales parlanchines (El cual estaba pasando por su peor momento en el año que se estrenó)
“Ratatouille” demostró que es posible entregar un platillo delicioso y nuevo con los mismos ingredientes de siempre (Sí, ya sé que todos estamos cansados de las historias de autosuperación,) El discurso final es de antología.

95-Waltz with Bashir


Al igual que Richard Linklater, el director Ari Folman (Quien previamente había dirigido documentales) se valió de la animación para hacer una recreación surreal y poética del mundo interior de los protagonistas (Expresada de forma bella y poética), en medio de una realidad brutal y terrible. (No en vano, los segundos finales de la película, que son imágenes reales, adquieren un mayor impacto emocional que el de haber estado incluidas en una película de acción real) Aquí la animación y los efectos visuales no restan fuerza al drama, sino que están al servicio de estos: De esa forma, una serie de detalles que hubiesen pasado desapercibidos en una película convencional adquieren una nueva dimensión y significado, logrando que convivan la poesía y la barbarie dentro de una misma película. Pocas, poquísimas películas animadas presentan el mismo grado de realismo (Y cuando digo "realismo" no me refiero a que “se vean como personas reales”) y humanidad.

96-Wall-E





Andrew Stanton, director de “Buscando a Nemo” consigue aquí algo que parecía casi imposible: Superar a su anterior película. (Aunque claro, las intenciones y el tono de esta película son muy distintas a las de “Buscando a Nemo”) Aquí Pixar escala un paso más en la madurez que venía mostrando desde “Los Increíbles”, buscando no sólo divertir al público, sino también transmitir un mensaje importante y profundo (Aunque no de forma simplona y moralizante como lo hacen películas como “Ferngully”)
Esta película elevó a los estudios Pixar por las alturas; dejando a años luz a toda la competencia directa. (Especialmente “Dreamworks” la cual deja ver a través de su nueva película “Monsters vs Aliens” que ya está decidida a tirar la toalla al momento de competir a nivel artístico) aunque motivó a muchos a preguntarse si Pixar lograría superar este logro.
¿La respuesta? Up.

97-Ponyo en el acantilado



Poco antes de “La princesa y el sapo” (La cual está teniendo bastante éxito, por lo que se ve) Hayao Miyazaki volvió a demostrarnos que la animación tradicional aún no había muerto, y que todavía es posible realizar películas animadas hechas de forma totalmente artesanal, sin necesidad de apelar a los gráficos de computadora tan usados hoy en día. La historia de Ponyo es sencilla, claramente dirigida a un público de menor edad, pero no por ello simplona, sino todo lo contrario: Hayao Miyazaki no subestima a su público, sin importar la edad que este tenga, lo que le permite entregarnos una vez más una obra maravillosa y cautivante, que evoca a “Mi vecino Totoro” y “Al servicio de repartos de la brujita”.
Una fábula encantadora y sensible, que demuestra la vigencia de este director, aún en medio de los tiempos que corren.

98- Coraline


Desde “Pesadilla antes de Navidad” Henry Selick no había realizado una película tan buena. Y de hecho, me atrevería a decir que es aún mejor que “Pesadilla antes de Navidad”.
Inspirada en un libro de Neil Gaiman, esta película posee de todo: Una maravillosa animación, una historia divertida y emocionante (A pesar de ser tan tenebrosa) así como personajes originales y carismáticos (Aunque muy extraños) Sin embargo, las partes oscuras de la historia, así como algunos elementos prestados del cine de terror, permiten crear un fuerte contraste con el resto de películas animadas estrenadas a lo largo del año, caracterizada por los colores luminosos y las tramas sencillas y alegres. No así esta película, y eso se agradece.


99-Mary and Max


Para todos los que hayan tenido la oportunidad de ver el cortometraje “Harvie Krumpet” sabrán que el estilo del director australiano Adam Elliot es muy, pero muy distinto del de Nick Park. Y eso que Elliot hace gala en toda su obra de un gran sentido del humor, pero este es un sentido del humor cínico, mordaz, tan cruel que termina siendo dramático, regalándonos esta vez una historia tan trágica como bufonesca, tan amarga como divertida. Eso sí, mucho me temo que esta gran película pasará desapercibida en medio de los estrenos de los grandes estudios, los cuales han recibido mucha más atención y han sido mejor promocionados que esta pequeña obra maestra.

100-Up, “Una Aventura de Altura”




La lista de las 100 mejores películas animadas realizada por este blog termina con “Up”, la que es, en mi humilde opinión la mejor película del año (animada o no) y también la mejor película que alguna vez hayan producido los estudios Pixar (Sí, me gustó aún más que “Toy Story” y “Los Increíbles”) Si bien todos señalan el excelente comienzo de la película (El mismo que recrea toda una vida en cuestión de minutos) se han apresurado a señalar que “decae” en la segunda mitad, cayendo en el convencionalismo o la fantasía absurda. Yo no pienso así. Yo creo que todo en esta película funciona a la perfección, el paso de la “realidad” a la “fantasía” está muy bien logrado, y con respecto a los absurdos y excentricidades de la trama, sólo diré, que esta va acorede con la idea que quería transmitir la película: Que una persona es capaz de salir de su rutina “normal” para embarcarse en una gran aventura, reinventarse así mismo y realizar sus sueños…Sin importar la edad que tenga.


PALABRAS FINALES
Y con esto damos a fin a nuestra pequeña lista. Pero como toda lista, sabemos que esta se ajusta a un criterio arbitrario, sujeto al criterio de la persona quien la realiza. Sin embargo, jamás fue mi intención crear “la lista máxima” de las mejores películas animadas que alguna vez se hayan hecho, sino simplemente dar una pequeña muestra de la amplitud que posee el género, el cual va más allá de Pixar, Disney o el anime (Aunque tienen ofertas muy buenas) dejando en claro que no es un género exclusivamente para niños, sino que también puede aspirar al mismo nivel artístico y argumental 8y en algunos casos, superarlo) al de muchas películas de acción real.



Gracias.