domingo, 28 de febrero de 2010

Father of the Pride



Finalizando el mes, me gustaría recordar una serie animada en tres dimensiones, producida por el estudio Dreamworks(Responsable de películas como “Madagascar” y “Over the Hedge”) para el canal Fox en su bloque “No molestar” pero que resulta mucho más interesante que casi todas sus producciones fílmicas.
Básicamente esta es una serie de “familias disfuncionales” (Tipo “Los Simpsons” o “Padre de Familia”) sólo que esta vez los personajes son animales parlantes con problemas de humanos, los cuales formaban parte de la actuación de los magos de Las Vegas Sigfried y Roy, los cuales, por cierto, no mostraba actitudes muy humanas y normales que digamos.
Con el talento vocal de John Goodman como el obeso león Larry, esta serie, a pesar de su corta duración, demostró un muy buen nivel que ya quisieran muchas series que aspiran a ser como “Los Simpsons”
Sí, esta serie tenía muchas similitudes con “Los Simpsons”, pero más que una burda imitación con animales, “Father of the Pride” recuerda a las mejores temporadas de la familia amarilla, particularmente en lo referido al sentido del humor y el tratamiento de los personajes.
La animación, sin ser excelente, cumplía su cometido, y el elenco de animales resultaba jocoso y simpático. Aunque claro, el aspecto tierno de los personajes podría hacer creer que se trata de una serie infantil, cuando no lo es en absoluto.
Pero, a pesar de tener buenas tramas, buenas actuaciones de voz, personajes carismáticos y divertidos, y una buena banda sonora, la serie no tuvo éxito y fue cancelada tras su catorceavo episodio. Supuestamente debía hacerse un quinceavo episodio, pero este quedó en storyboard y nada más.
¿Le habría convenido caer en los mismos excesos de series como Padre de Familia y Drawn Together? Tal vez habría durado más, pero creo que el resultado no habría sido tan bueno…






sábado, 27 de febrero de 2010

Next-Aardman Films




Enviado por Miguel.
Las 35 obras de Shakespeare en 5 minutos.

viernes, 26 de febrero de 2010

Speedy Gonzales al cine



Es una pésima idea. Punto.
George López (“Sharkboy & Lava Girl” y “Beverly Hills Chihuahua”) supuestamente encarnaría al célebre roedor, pero…Bah, no podría importarme menos de lo que me importa ahora.

Stop Motion x 2

EL FANTASTICO SEÑOR ZORRO


El pasado fin de semana, tuve la oportunidad de ver dos películas animadas en stop-motion bastante buenas: La primera de ellas, “El Fantástico Señor Zorro” de Wes Anderson, inspirado en el libro de Roald Dahl.
El particular estilo visual y narrativo de Anderson genera opiniones encontradas entre el público: Hay quienes lo consideran un genio, y otros quienes consideran sus películas (y a su director) como pretenciosas y arrogantes. Sin embargo, me atrevería a decir que “El Fantástico Señor Zorro” es su obra más simpática y accesible en toda su filmografía, ya que siendo una película infantil (Aunque eso no quiere decir que los adultos no puedan disfrutarla también) aquí se sigue una estructura más sencilla y dinámica.
Pero eso no quiere decir que Anderson haya renunciado a su estilo: A pesar de ser una película infantil, los planos y tomas son muy similares a las películas de Anderson en acción real, y la división de la trama en capítulos recuerda mucho a “The Royal Tenenbaums”. Lo mismo puede decirse de su acertada banda sonora, que sigue en la línea de “La Vida Subacuática” y “Rushmore”
La animación está muy bien trabajada: Las aparentes “imperfecciones” de la animación tienen un carácter evocativo a las películas de stop-motion de los años 60 y 70, pero añade un toque moderno que queda muy bien en la película. En cuanto a las actuaciones de voces, destacan George Clooney como el zorro protagonista, y Willem Dafoe como la rata Rat.(Ingenioso ¿No?)

En resumen, esta es una película que merece mucho más reconocimiento y aprecio, no sólo de parte de los fans de Wes Anderson...O los "furries".

$9.99


Por otra parte, la australiana $9.99 es la opera prima de Talia Rosenthal, una animadora que sólo había realizado dos cortometrajes en el año m1998 y en el 2005.
Inspirada en los cuentos de Etgar Keret, la película recuerda por su atmosfera y su tono a “Mary & Max” de Adam Elliot, en donde se mezcla el humor con la amargura. Más Rosenthal demuestra un estilo y voz propias en “$9.99”, la cual apela a un estilo visual mucho más realista, aunque incluye algunos elementos fantasiosos e irreales.
Mención aparte merece la actuación de voces en esta película, en especial Geoffrey Rush como el excéntrico ángel vagabundo que aparece a la mitad de la película.

Lo peor de los ochenta



Es muy común oír hoy en día que los dibujos de hoy son más feos y más estúpidos que “los de antes”. Pero, pensándolo mejor, y viendo una vez los dibujitos de los años 70 y 80, yo me pregunto… ¿De verdad eran tan buenas esas caricaturas? ¿La nostalgia no nos hará recordar las cosas mejores de lo que fueron realmente?
Porque, viendo nuevamente algunos dibujitos de los años setenta y ochenta, me doy cuenta de que esa época no fue tan buena para la animación después de todo, y entiendo perfectamente porque tantos animadores opinan que esas oscuras décadas fueron las peores en la historia de la animación (Muchos animadores que trabajaron en caricaturas de los setenta y ochenta, odiaron trabajar en series como Los Thundercats, los Pitufos, etc…Y hoy en día se sorprenden de ver que esas series siguen teniendo una fuerte fanaticada hasta el día de hoy)
Pues sí: En toda época hubo basura, y los años setenta y ochenta no son la excepción…De hecho, si lo pensamos bien, había una falta de creatividad espantosa (Todas las series estaban basadas en series de actores reales, películas exitosas o en líneas de juguetes) la animación era horrible y paupérrima (Y encima aburrida: Los animadores tenían que apegarse a los diseños simplones que les ofrecían, sin ninguna posibilidad de demostrar su creatividad o talento) las tramas eran bobas, simplonas y moralistas (Debido a un criterio estúpido que obligaba a todos los dibujos animados a ser educativos)
Sin embargo, en la década de los ochenta se tocó fondo, aprobando una serie de horrendos engendros que jamás debieron haber visto la luz del sol, y que están mucho mejor enterrados en el olvido.
Repasemos, pues, algo de esta basura ochentera…
1-Happy Days, la serie animada

Durante los años 70, la serie Happy Days (Días felices) se volvió un icono cultural de la década, rememorando la inocencia de los años 50…Lamentablemente, conforme fue pasando el tiempo, los guiones fueron bajando de calidad.
Y en 1980….Cielo Santo. En 1980, llegó este inútil engendro, pobremente animado, estúpidamente aburrido y lamentablemente poco gracioso.
Con un elemento añadido de ciencia ficción, esta serie trató de mezclar “Happy days” con “Mork &Mindy” y el resultado fue esta cosa.
No me sorprende que nadie la recuerde.
2-Pac-Man

Otro ícono cultural convertido en caricatura.
Pac-Man revolucionó el mundo de los videojuegos, pero no era precisamente material para sostener una serie, tal como lo comprueba esta deprimente caricatura con mala animación, malas tramas, malas actuaciones de voz, mala música, y malos chistes.
Lo más triste del asunto, es que aparentemente se estaría preparando una película carísima en captura de movimiento sobre el come fantasmas, dirigida por Gil Kenan, el director de “Monster House”. Es de lo más deprimente pensar que en esta época las idioteces ochenteras reciban un tratamiento millonario.


3-Q-Berto


Otro personaje animado inspirado en un videojuego, pero menos conocido.
La serie era repetitiva e idiota, y el único gag realmente efectivo de esta serie es cuando el protagonista soltaba una serie de “maldiciones” (Como en las historietas, donde sale un globo con estrellas y remolinos, complementados con un pitido) cada vez que algo le salía mal.
Lamentablemente el chiste era repetido una y otra vez, así que perdió la gracia con rapidez.
4-Punky Brewster



Una serie basada en una comedia con actores reales.
Aunque la serie original no era la gran cosa, la caricatura iba más allá, añadiendo un horrible Furby, que resultaba poco menos que insoportable.
El tema de apertura bastaba para hacer correr a cualquiera.
5-Turbo Teen



…Es una serie, sobre un chico…Que se transforma en auto. ¿Necesito decir algo más?
6-La serie del cubo de Rubik


¿Quién aprobaba esta clase basura? Estamos hablando de una serie basada en un cubo inanimado (que también tuvo su videojuego) y aspiraba a ser algo así como E.T y fallaba miserablemente, debido a que el cubo viviente era un engendro demoniaco que cualquier persona hubiese quemado al primer instante de verlo.

La gente que hacía esta clase de series seguramente odiaba a los niños.

7-La serie animada de Rambo.


En la década de los ochenta, los niños veían a escondidas una serie de películas que no eran para ellos, y las amaban. Uno de los personajes más queridos por los niños de esa década, más que E.T. era el loco homicida de Sylvester Stallone. Dándose cuenta de esto, la siempre infaltable mesa de ejecutivos decidió capitalizar el éxito de Rambo entre los niños, con esta caricaturita…pero como recordaran, en los años ochenta todos los dibujos tenían que ser sanos e inocentes, así que se decidió volver a Rambo y a sus amigos en un clon malo de GI JOE, en donde no se mataba a nadie, y Rambo daba lecciones al final de cada episodio.
Como era de esperarse, no tuvo éxito.
8-Locademia de Policías, la serie animada


Otra serie basada en una película para adultos. Aquí sucede lo mismo que en Rambo: Se quitaron todos los elementos que habían hecho popular a la película entre los niños, y el resultado, obviamente, estaba condenado al fracaso. Que horrible animación, por cierto.

9-La serie animada de Alf


¿Sabían que Alf tuvo dos series animadas? Ah… ¿No lo sabían? Pues yo tampoco.
Mejor… Hagamos como que esta series nunca existieron…
10- Los Cariñositos.


Esta serie simboliza todo lo malo de los dibujos ochenteros: Tramas sin sentido, personajes planos y aburridos, moralejas obvias y repetidas ad nauseam, una meliflua banda sonora y un largo etcétera de defectos. Inspirada en una serie de tarjetas de American Greetings, esta serie era aún más desagradable que otras similares como mi “Pequeño Pony” y “Rainbow Brite”, en gran medida por su empalagoso elenco y su mortal rayo con forma de corazón, que obligaba a todos a ser dulces y buenos.
Hasta las niñas de mi salón de clases decían que eran “unos osos maricas”.
Prueba del bajo estándar que alcanzó la animación en los años ochenta es el hecho de que estos personajillos tuvieron no uno sino dos largometrajes, que resultaron muy bien en la taquilla.
Todos los que se quejan de los dibujos de ahora ¿DE VERDAD quieren que volvamos a un tiempo en donde ESTO se mostraba en los cines?:


Viendo estas caricaturas, he comenzado a apreciar más los dibujos de esta década. Si lo pensamos bien, es una suerte que ya no se hagan dibujos animados como los de los años 70 y 80: Sí todo siguiera como en los años 80, no habríamos podido nunca ver series como los Simpsons, La vida moderna de Rocko, Ren & Stimpy, Batman, los X-men, El laboratorio de Dexter, Gargoyles, The Maxx, Aeon Flux,Samurai Jack, Beavis & Butthead, South Park, Daria,Cowboy Bebop,Trigun, Broken Saints, La visión de Escaflowne,Paranoia Agent, Invasor Zim,Futurama,Spawn: La serie animada, Samurai X, Wolf´s Rain y Padre de Familia… Así que doy gracias a que los años ochenta hayan terminado por fin, porque sería de lo más triste y patético que volvamos al tiempo en el cual se hacían dibujos animados inspirados en el cubo de Rubik.

domingo, 21 de febrero de 2010

Hellboy 2: The Golden Army - Animated Prologue

Este cortometraje animado fue dirigido por Brooke Burgess, el creador de la excelente serie de misterio "Broken Saints"




A mí me parece bastante mejor que las películas animadas de Hellboy.
Y ya que hablamos de Hellboy, creo conveniente incluir el corto televisivo basado en el comic de Mike Mignola "The Amazing Screw-On Head" dirigido por Chris Prynoski:



jueves, 18 de febrero de 2010

Shakespeare: The Animated Tales



Cuando una obra literaria recibe una adaptación animada, surgen de inmediato una serie de críticos y detractores: Esto sucede en gran medida, porque todavía se considera a la animación como un medio hecho exclusivamente para el público infantil. Y efectivamente, muchas veces las adaptaciones animadas suelen “aligerar” los contenidos de las obras literarias: Allí tienen “El jorobado de NotreDame “que cambió la historia de denuncia por un cuento romántico, la atroz película de Ralph Bakshi inspirada en “El señor de los Anillos”, el telefilme animado de “Las crónicas de Narnia”, el anime infantil basado en “Los Miserables” (Sí, leíste bien: Infantil)… ¡Incluso grandes películas animadas como “El libro de la Selva” “El castillo vagabundo” no se parecen ni remotamente a los libros en los cuales están inspirados! (Eso no quita que sean excelentes películas por cierto)
Sin embargo, hay casos en los cuales los animadores deciden hacer a un lado estos prejuicios, y adaptan con suma fidelidad las novelas y cuentos en los que se inspiran: Este es el caso de películas como “Watership Down”, “The Plague Dogs” “Animal Farm”…También es el caso de las series anime que adaptaron obras literarias como “Heidi” “De los Apeninos a los andes” “Ana de Green Gables”Mujercitas”, etc.

Sin embargo, adaptar la obra de quien es considerado como el más grande autor de la historia, William Shakespeare, resultaba algo arriesgado, y aunque ya se habían hecho infinidad de adaptaciones de los libros del bardo en desiguales películas y series de actores reales(Así como “versiones libres” o “inspiradas en…”) jamás se había hecho una adaptación animada, salvo la película de Jiří Trnka, “Sueño de una noche de Verano” (La cual es magnífica)

Es por ello que fue una grata sorpresa encontrar esta coproducción ruso- inglesa, realizada para la cadena televisiva BBC Cymru Wales, en la cual se adaptaba de forma airosa las más conocidas obras de Shakespeare, usando un estilo animado diferente acorde al tono y atmosfera de cada una de estas.
Así pues, cada una de estas historias era comprimida en un formato de media hora, pero sin desmerecer a la obra original, sino que respeta la belleza del texto y los personajes de una forma magnífica, resultando en una de las mejores versiones de la obra de Shakespeare en el formato audiovisual.



















En su versión en inglés, la serie contaba con las voces de un elenco estelar (Incluidas figuras como Hugh Grant, Brian Cox, Jim Carter y David Holt. Aparentemente, para su transmisión Estados Unidos, se incluía una introducción a cada capítulo hecha por Robin Williams .
No tengo más que recomendarles esta excepcional serie, y lamentar que no se haya hecho un doblaje al español de esta (Hasta donde yo sé)




Y por cierto…Existe también una “adaptación” de “Romeo y Julieta” en anime, conocida como “Romeo X Juliet”…Pero como era de esperarse, esta resulta ser una adaptación sólo de nombre, ya que decir que se toma una serie de libertades, sería poca cosa (¿Qué no habían poneys voladores en la original? ¡NO ME DIGAS…!) ya que ni los personajes ni la historia son siquiera semejantes al original, tomando prestados diferentes elementos de diversas obras de Shakespeare y adaptándolos a los tópicos de la fantasía y la ciencia ficción, respetando únicamente el hecho de que Romeo y Julieta son dos jóvenes que se enamoran y se mueren (Y esto no es un spoiler)
No es que sea la peor serie que haya visto pero…En verdad, me esperaba que fuera algo mejor. No, TENÍA que ser mejor, considerando que : A) El material en el cual se inspira era muy bueno y B) El estudio Gonzo, responsable de esta serie, ya había hecho una libre adaptación de “El Conde de Montecristo” la cual a pesar de ocurrir en el futuro, era muy fiel a la esencia de la obra original y tenía muy buena animación…En vez de eso, esta serie resulta mucho más genérica y simple…Aunque si a ti no te gusta la obra original, puede que esta versión te guste más. Eso sí: Jamás, JAMÁS, le mostraría este anime a los puristas de la obra de Shakespeare. Sería demasiado para ellos.

Y por cierto, escribieron "Whilliam" Shakespeare en el opening...




sábado, 13 de febrero de 2010

Muy animado les desea un feliz San Valentín

Y Happy Tree Friends también se los desea, con mucha sangre y tripas.





viernes, 5 de febrero de 2010

Garfield y sus amigos



Sé que ahora, gracias a su imbécil versión con actores reales, se ha vuelto algo “cool” odiar a Garfield. Y sé también que muchos de ustedes piensan: “Bah, Garfield no era tan gracioso, después de todo: Su único chiste era comer lasaña.”
¡PUES NO! Ese era un chiste de Garfield, pero no es por esa razón que el obeso felino naranja se hizo tan popular.
Más allá de todo lo que uno pueda pensar de Jim Davis (Sobretodo pensar mal de él por haber aprobado esas dos horrendas películas basadas en Garfield) uno no puede negar que creó personajes entrañables y con una personalidad que definió el individualismo de los años 80. Pero, sin duda alguna, el mejor producto que salió basado en el personaje, fue la serie emitida a finales de los años 80: “Garfield y sus amigos”
El personaje ya había debutado en la animación en 1982 con el cortometraje “Here comes Garfield”, a la que siguieron muchos otros cortometrajes más, siempre con la magistral actuación de Lorenzo Music como el gato en cuestión. (En Latinoamérica fue interpretado por el actor chileno Sandro Larenas, quien también da su voz en la nueva serie)


Videos tu.tv

Sin embargo, y sin restarle mérito a esos cortometrajes y especiales previos a la serie, lo cierto es que su humor era un tanto blando e infantil en comparación con lo que vendría después (Y aún así, era mejor que el promedio de series animadas ochenteras)
En 1987, la nueva serie animada de “El Super Ratón” hecha por Ralph Bakshi y John Kricfalusi demostró que las caricaturas no sólo podían ser disfrutadas por un público infantil, sino que a través del humor y el ingenio, podían presentar una sátira feroz a la sociedad moderna. Un campo que Garfield podía explotar a la perfección.
“Garfield y sus amigos” debutó el 17 de septiembre de 1988, por la cadena norteamericana CBS. El programa incluía 2 episodios de Garfield y un segmento basado en otra creación de Jim Davis. La granja de Orson (Este segmento era en un principio muy infantil, pero conforme fue avanzando la serie, mejoró considerablemente, contagiándose del humor más adulto de los segmentos de Garfield) más breves clips entre cada episodio.


A primera vista, era una serie animada más, pero pronto “Garfield y sus amigos” demostró ser mucho más que eso: El humor de Garfield era mucho más sarcástico y cruel que el de la tira cómica, llegando a rozar en ocasiones el humor negro (Benditos sean los escritores de la caricatura televisiva, por tomar esa iniciativa) y también era mucho más inteligente y sofisticado, presentando una sátira ingeniosa del consumismo ochentero, el mundo de la televisión, en especial a los dibujos ochenteros y de principios de los noventa (Creo que los personajes más memorables que aparecieron en la serie son los antipáticos Osos Amigosos, una sátira feroz y muy merecida contra la moralina que imperaba en la mayoría de caricaturas ochenteras, en especial Los Cariñositos)


Maldito remix.

Sin embargo, no quedaba allí la cosa: Constantemente se rompía la cuarta muralla, recordándole al espectador que estaba viendo una caricatura, a menudo recordándoles que todas las cosas malas que le pasaban a los personajes era para deleite de los espectadores (Según John Kricfalusi, este tipo de chistes no se permitían en los dibujos de antaño, porque “acababa con la magia”) En otros episodios se hacía brillantemente uso de un humor experimental (Como el episodio de los errores) o se hacían brillantes parodias de películas, series o dibujos animados (Sin olvidarse de señalar sus respectivos clichés)
Sí: Si “El Super Ratón” de John Kricfalusi y Bakshi marcó el comienzo del humor satírico en los dibujos animados televisivos, “Garfield” lo llevó a su máximo nivel, siendo el primero en usar referencias culturales como chistes, y la parodia como la mejor arma en contra de la sociedad y sus reglas. Podría decirse que precedió a “Los Simpsons” y a “Padre de Familia” en este aspecto, pero nadie le da el crédito por ello. Y es una lástima, porque gracias a Garfield tuvimos series como Los Simpsons, Beavis y Butthead, South Park, La vida Moderna de Rocko, Pollo Robot, Bob Esponja, Phineas & Ferb y…Padre de Familia.

El Nuevo Milenio no fue bueno con Garfield: Además de las atroces películas con actores reales, se ha estrenado hace poco una nueva serie animada, hecha en computadora. La verdad es que no es tan mala como esperaba que sería, pero se queda chica en comparación de la original. Muy, muy chica. Y eso que ahora hay más libertades para los animadores que la serie original tuvo en su momento. Así son los tiempos modernos.

Videos tu.tv


No, el “chiste” de Garfield no fue sólo el de comer lasaña y ya, sino que era mucho más que eso. Habría que refrescar la memoria a las nuevas generaciones, a fin de que este personaje vuelva a ser revalorizado, luego de las horribles películas.







Videos tu.tv



Videos tu.tv

jueves, 4 de febrero de 2010

Clerks: La serie animada



¿Quién dijo que todas las series animadas inspiradas en películas son malas? Digo, hay casos que dan vergüenza ajena, pero también se dan casos, como en la serie animada de “La Máscara”, en donde el producto televisivo era casi tan bueno como el original. Y existen algunos casos, como el que nos ocupa, en las que la serie animada superó a sus dos versiones fílmicas.
“Clerks” fue la película debut del cineasta Kevin Smith, en la cual marcó la historia del cine con su bizarro sentido del humor y peculiar estilo. Y en más de una ocasión este director había hablado de la posibilidad de hacer una película animada. Y aunque esta hipotética película animada aún no se ha producido, por ahora tenemos una breve (Apenas 6 episodios) pero divertidísima serie animada, con suficiente humor ácido para atraer a cualquier clase de público, incluso aquellos que jamás hayan visto la ópera prima de Kevin Smith o su secuela.
Esta nueva serie, creada por Kevin Smith y David Mandel, usó un humor bastante diferente al de la serie, pero (Hago énfasis en esto) aún así, muy, pero muy bueno, respetando la esencia de los personajes, a diferencia de las series animadas ochenteras basadas en películas, o en otras series.
Claro, puede decirse que el humor de esta serie es más “caricaturesco” que el de la película (Pues claro, Capitán Obvio) y bastante menos grosero, pero eso resulta ser en esta caso una virtud, puesto que así adquiere un carácter más ingenioso y universal, semejante al que tenían “Los Simpsons” en sus primeras temporadas.
Jay y el Silencioso Bob seguían presentes (Incluso Kevin Smith dio su voz en algunos episodios) y seguían molestando al pobre Dante (Aunque no tanto como su “amigo” Randal) mientras que Randal es todavía más odioso y estúpido que en la película, pero a la larga eso resultó ser lo mejor (Digo, para el espectador, no para los personajes) pues así era más divertido.
Esta serie hacía burla de los clásicos clichés de series animadas: Hay un episodio deportivo, uno con puros flashbacks, un episodio de un juicio, etc. y cada uno funcionaba a la perfección.








Para disfrutar esta serie no era necesario haber visto las películas, pero lamentablemente eso parece ser lo que creyó gran parte del público, obligando a que la serie fuese cancelada antes de tiempo. Y es una lástima, porque el argumento y los personajes tenían un potencial que muchas series de este tipo carecen. (Supuestamente Kevin Smith habría pensado en hacer una película para televisión basada en esta serie, aunque de momento sólo ha dirigido un cortometraje)
Si tú crees que Los Simpsons ya no son lo que eran antes, o que Padre de Familia ya se está volviendo demasiado estúpido, entonces esta serie es para ti. Y si no, aún así se la recomiendo a todos.







miércoles, 3 de febrero de 2010

Halo legends- Trailer

Trailer de la versión anime de Halo, Halo legends: Es una colección de cortometrajes al estlo de "Animatrix" y "Batman: Gotham Knight"

martes, 2 de febrero de 2010

Up es nominada a mejor película




An Education
Avatar
District 9
The Hurt Locker
Inglorious Basterds
Precious
The Blind Side
A Serious Man
Up
Up in the Air

Como era de esperarse, la Academia sacó un dramón, una película desconocida y una comedia independiente debajo de las piedras antes que nominar a un estreno taquillero como "Star Trek"...Pero aún así tuvieron que incluir a "Up" de Pixar entre lo mejor del año. No podía ser de otra forma.


Si de mi dependiera, yo le daría el oscar a "Up" por ser lo mejor del año, pero bueno, todos sabemos que va a ser una competencia entre "The Hurt Locker" "Avatar"(Una película que algunos aman, otros odian pero que ha hecho más dinero que el que tú y yo alguna vez hayamos reunido en toda nuestra vida) y "Up in the Air" y las otras son puro relleno...De todas formas me alegro mucho, porque ya era tiempo de que una película animada fuese nominada a esta categoría. Con esto "Up" se vuelve la segunda película animada en la historia en conseguir la nominación en esta categoría (La primera fue "La Bella y la Bestia")




Mejor Película de Animación
Fantastic Mr Fox
Los mundos de Coraline
The Secret of Kells
Tiana y el sapo
Up


Por otra parte, sorprende la ausencia de "Ponyo" en la categoría de mejor película animada, resultando las nominaciones en favor de "The secrets of Kells", una película animada poco conocida...Quien lo diría.



¡Ah, sí! Tampoco puedo dejar de felicitar a Claudia Llosa, por lograr la primera nominación a los premios Oscar que haya recibido el Perú, por su película "La Teta asustada"a mejor película extranjera...Un gran logro, sin lugar a dudas.


Mejor Cortometraje de Animación

French Roast, Fabrice O. Joubert
Granny O’Grimm’s Sleeping Beauty, Nicky Phelan y Darragh O’Connell
La dama y la muerte, Javier Recio Gracia
Logorama, Nicolas Schmerkin
A Matter of Loaf and Death, Nick Park



Con estos nominados, tal vez la ceremonia del oscar de este año, no resulte tan aburrida y predecible como los años anteriores.



(Spoiler: Va a ganar "Avatar")
o tal vez gane "Up in the Air" la academia está medio snob últimamente...

Tygra: Fuego y Hielo


Luego de la desastrosa “El señor de los anillos”, Ralph Bakshi se redimió con su obra más madura y ambiciosa: American Pop. Sin embargo, no se olvidaría de la épica ni la fantasía heroica, puesto que unos años después, luego de otra obra fallida (”Hey Good looking”) incursionaría una vez más en el reino de la fantasía, esta vez con mejores resultados, que “Wizards” y “El señor de los anillos”.
“Fuego y Hielo” fue la última película de Ralph Bakshi hasta los años 90 (En las cuales se llevó una tremenda decepción con la fallida “Cool World”) Si bien su temática era bastante más simple y menos ambiciosa que la de “El señor de los Anillos”, también resultó mucho más divertida y bastante menos tediosa.


Fruto de la colaboración y el esfuerzo de Ralph Bakshi y el dibujante e ilustrador Frank Frazetta, la película sigue todos los tópicos de la fantasía heroica ochentera, al puro estilo de “Conan el Bárbaro” y “El señor de las Bestias”: Héroes hipermusculosos, princesas voluptuosas y escasamente vestidas, monstruos horrendos y hechiceros malvados, etc.
Cargada de fantasía y acción, a pesar de la sencillez de su trama y su básica premisa, la película termina resultando una experiencia amena y agradable, en particular por su excelente nivel de animación (Sin duda Ralph Bakshi aprendió de los errores cometidos en “El señor de los anillos”) su adecuada música y su notable trabajo de voces. Así mismo, la caracterización en “Fuego y Hielo” resulta mucho más acertada que en “El señor de los Anillos”, presentándonos a personajes ecléticos, pero carismáticos, y lo que es más importante, con una personalidad bien definida (A diferencia de los personajes indefinidos de “El señor de los anillos” y “Cool World”)
Podríamos decir que “Fuego & Hielo” fue la “Beowulf” de su época, por su ambiciosa técnica visual, pero sencillísima trama. Y aunque no sea una obra maestra, resulta una obra disfrutable y bien hecha.
Una pena que Ralph Bakshi no haya decidido experimentar más con su técnica de animación realista, puesto que cada película mostraba un gran avance con respecto a la anterior. Tal vez, de haberse animado a hacer más de estos proyectos ambiciosos, hubiera surgido una obra maestra para la posteridad, y no ese desastre crítico y financiero conocido como “Cool World”.