lunes, 18 de enero de 2010

Pequeñas voces-Trailer


Película animada colombiana realizada por Eduardo Carrillo. Al igual que "Waltz with Bashir" combina animación con elementos propios del cine documental para narrar una historia dura y dramática. Ojála llegue a tener un estreno oficial en el Perú.

Metropia - trailer



Este es el tráiler de una película animada experimental, la cual usa fotografías, stop motion, animación por recortes y animación en dos dimensiones. Aunque se ve un poco extraño, me atrae su atmósfera oscura y su temática de suspenso. (Semejante a obras como “Un Mundo Feliz” de Huxley) Por otro lado las críticas señalan que toda la originalidad está en lo visual y no en lo narrativo. ¿Llegará a estrenarse en este país?
Cuenta con las actuaciones de voz de Udo Kier y Vincent Gallo.

El señor de los anillos- La versión de Ralph Bakshi


Eran los años 60. Hippies, drogas, psicodelia. Un ambiente de lo más propicio para que la magna obra de Tolkien fuese reconocida por las entonces nuevas generaciones. Y de qué forma.
A pesar de que Tolkien no estaba de acuerdo, los fans del libro rugieron por una adaptación fílmica de la trilogía literaria que se volvería, con el tiempo, en el modelo a seguir por todas las obras de fantasía posteriores.
Cineastas como David Lean (Lawrence of Arabia, Doctor Zhivago) y Stanley Kubrick se ofrecieron para dirigir el hipótetico filme que supuestamente debía adaptar dichos libros. Sin embargo, ante la envergadura del proyecto, tanto Kubrick como Lean dieron marcha atrás. También Walt Disney pensó en adaptarla, pero los seguidores se opusieron rotundamente a que su obra favorita se convirtiese en una película “infantil”. Así que también Disney dio marcha atrás.
Por fin, de una forma inexplicable, los derechos para adaptar la obra de Tolkien quedaron en manos de un animador responsable por gamberradas animadas como “Fritz el gato caliente” y “Coonskin”. Un tipo especializado en comedias. ¿Qué diablos, pues, se proponía hacer este tipo, con “El señor de los Anillos”?
Pero vayamos por partes. Este” tipo” tenía un nombre, y este era Ralph Bakshi, el representante más prominente de la animación underground de la historia. Y lo más probable es que tú no jamás hayas oído de este tipo antes. Una pista de su trabajo anterior:



Luego de “Wizards” su primera incursión en la “épica”(Si por épica entienden a nazis peleando contra hadas y duendes), Bakshi se abocó de lleno, en el que supuestamente debía ser su más grande y ambicioso proyecto, por el cual sería recordado.
Y vaya que lo sería. Pero no de la forma que esperaba.
Porque, al momento de adaptar la magna obra de Tolkien, a Bakshi no se le ocurrió nada mejor que hacer una “Adaptación, muy, pero muy Libre” de los libros. Para empezar: Aragorn no tendría tanta importancia como en los libros, sino que se convertiría en un segundón. Además sería un nativo norteamericano de 70 años de edad que usaba “faldita”, y con una personalidad como la de Conan el Barbáro, bruto pero bueno.
Segundo: Saruman tenía un nombre muy parecido a Sauron, ahora era “Aruman”. Y aunque le digan “El blanco” siempre vestiría de rojo. Ah, también Gimli no sería un enano, sino un ser humano, Elrond sería un ser humano, Boromir se convertiría en un vikingo, etc, etc. Podríamos seguir así eternamente, enumerando todo lo que esta película hizo mal. Pero vayamos al grano: A lo que REALMENTE hizo mal.
Después de todo, una adaptación no tiene por qué ser 100 % igual al original, siempre se cambia una que otra cosa del formato original…PERO ¿Tenía que resultar tan, pero tan mal como esta película? Quiero decir, la película ni siquiera es coherente consigo misma,la trama tiene más agujeros que un queso suizo, Crea un sinfín de líneas argumentales que deja sin resolver(Recordemos que en esa época aún no estaba de moda hacer secuelas de películas) hay momentos en la cual parece que la película se terminó a toda prisa, por lo que hay errores que quedan sin corregir (Ejemplo: Se cambia el nombre “Aruman” por el de “Saruman” unas cinco veces durante la película…Supongo que pensaron que nadie se daría cuenta)
Y evidentemente: Nadie podría darse cuenta, porque no estarían despiertos a la altura en las cuales a Bakshi dejó de dar importancias a nimiedades como la coherencia y la narrativa. Porque esta película, narrativamente hablando, es tan sosa y aburrida que, con sólo dos horas de duración (Con las justas una cuarta parte de la trilogía hecha con actores reales) uno siente que han pasado días enteros desde que uno comienza a verla. Es así de intragable, insulsa y tediosa. Comienza siendo relativamente fiel a los libros, y después de media hora uno termina preguntándose cuanto falta para que acabe.
La caracterización de personajes es blanda y débil: Difícilmente destaca un personaje encima de otro, y la gran mayoría de estos resulta bastante antipático.
Lo mismo puede decirse de la animación y la música: Considerando que la técnica visual (dibujar encima de personas reales) usada por Ralph Bakshi era todavía algo muy experimental, el cambio de estilo (animación tradicional reemplazada por personas con algo de color encima) no queda muy buen que digamos.
Hay muchas peleas, mucha violencia, y sangre; pero nada de emoción o tensión en ellas: El uso de la cámara lenta llega a ser risible y fuera de lugar en la Batalla de las Minas de Moria. En cuanto al guión, Bakshi reduce la complejidad de la obra de Tolkien a una aventura pequeña e irrelevante, tomando los elementos más pragmáticos de la obra y dejando a un lado la esencia de la misma.
Tuve que ver varias veces esta película. Pero no porque me hubiese gustado (Creo que ya dejé eso bien claro) sino para enterarme que pasaba al final. Porque, hasta ahora, no he conocido a alguien que se anime a ver la película entera sin quedarse dormido o sin saltearse escenas.

ALGO MÁS
LAS OTRAS PELÍCULAS


Tolkien ya había muerto cuando esta película se estrenó. Sólo había visto los bocetos para el telefilme animado “El hobbit” (Otra adaptación fallida de la obra de Tolkien, pero mucho más divertida y tolerable que este…este…esta cosa.) Dijo que eran “una pesadilla”. No sé cómo hubiera reaccionado con esta película. Pero francamente, no creo que le hubiese gustado en lo más mínimo. (De hecho, si Tolkien hubiese vivido lo suficiente para verla, creo que Bakshi habría tenido que cargar con la culpa de haber enviado al venerado escritor al otro mundo)
Bakshi se redimió en 1981 con American Pop (Gran película por cierto) pero el daño estaba hecho.


La secuela que debía hacerse para corregir los errores de la primera nunca se hizo. En su lugar se hizo otro telefilme espantoso hecho por los mismos directores de “El Hobbit” y “El último unicornio”. Esta gustó aún menos que la película de Bakshi y quedó sepultada en el olvido.


No, al igual que sucede con “Star Wars”, los roces de la animación con “El señor de los Anillos” no han sido los más afortunados, lo cual es una lástima, porque pudo llegar a ser algo grandioso, monumental, como las películas de actores reales, pero que por desgracia, quedaron en lo meramente anecdótico. (Y para hacer quedar mejor a las películas de actores reales)
En fin, sí a ti te gusta la obra de Tolkien y la animación, pienso que lo pasaras mucho mejor viendo el anime “The Chronicles of Lodoss War” que viendo estas tres infortunadas películitas.




Mucho mejor.
Este video no tiene nada que ver con el artículo: