lunes, 8 de marzo de 2010

Los Gatos No Bailan




Simpática producción animada de Mark Dindal (“Las Locuras del Emperador” y “Chicken Little”) Esta película, producida por Turner Entertainment (responsable de numerosos cortometrajes animados como los de Popeye) y distribuida en los cines por la Warner Bros.



Planeada como un homenaje al gran bailarín Gene Kelly, esta película revive diversos elementos del cine clásico musical, así como el humor de los cortos animados de antaño.
Aunque está pensada para un público infantil, eso no quiere decir que no tenga atractivo para el público adulto, más aún si este es seguidor de los musicales clásicos de Hollywood, los cuales son constantemente parodiados y homenajeados en esta película: El guión es ingenioso y original, los chistes son más efectivos y mejor planteados que la gran mayoría de producciones animadas modernas, y aún teniendo algunas partes sentimentales, esta película jamás llega a rozar por ningún momento la cursilería o la sensiblería barata (Un pecado que hasta la Disney suele cometer a veces)


Sin duda, el gran atractivo de la película son los números musicales, con canciones pegadizas y agradables (Tanto en su idioma original como en el doblaje en español)
Lamentablemente, a pesar de sus virtudes, esta película fue fracaso de taquilla, debido principalmente a la falta de publicidad realizada, además de recibir un tibio tratamiento por parte de los críticos.
No obstante, no por ello deja de ser una pequeña obra maestra dentro del subgénero del musical animado, siendo una de las primeras películas en usar muchos de los elementos presentes en casi todas las producciones infantiles de los últimos años (Un héroe incomprendido con un sueño, referencias culturales) pero que ninguna muestra hace tan buen uso de ellas como esta película.


Unos años después, Mark Dindal se pasó a la Disney y dirigió “Las Locuras del Emperador” que fue un éxito de público y crítica, más ese éxito fue opacado por su tercera película, “Chicken Little” que a pesar de recaudar un gran dinero en la taquilla, no fue bien recibida por los críticos ni por los animadores, siendo considerada como una de las peores producciones de Disney.


Es algo curioso que Chicken Little comparta algunos elementos de su trama y su humor con el de “Los Gatos no Bailan”, quedando muy por debajo de esta, sin embargo.


MEJOR PELÍCULA ANIMADA:GANÓ UP




¿Y bien?
¿Qué otra cosa se esperaban?
En cierto modo, esto solamente anuncia el dominio de Pixar en el campo de la animación, pues ni siquiera "La Princesa y el Sapo" con lo mejor del Disney clásico pudo vencer a la Alocada pero enternecedora historia de Carl Fredricksen en la categoría de Mejor película animada.
Por otra parte, esta película también recibió un premio muy merecido a la mejor banda sonora, realizada por Michael Giacchino.



En la categoría de mejor cortometraje animado, el corto francés "Logorama" venció al cortometraje de Nikc Park "A Matter of Loaf and Death". Es la primera vez que Nick pierde en esta categoría.






MEJOR PELÍCULA


James Cameron y sus gatos azules fueron derrotados por el realismo y la dureza de "The Hurt Locker" confirmando la nueva preferencia de la Academia por historias más oscuras, por encima del cine de evasión y de tramas aleccionadoras
Personalmente, yo quería que ganara Up, o en todo caso, Bastardos sin Gloria.


LO MÁS PATÉTICO: Ben Stiller pintarrajeado de azul para anunciar el premio al mejor maquillaje. Un segmento bobo y sin una pizca de gracia. Francamente, creo que la idea del comediante Sacha Baron Cohen de disfrazarse de hembra Na´vi embarazada hubiera resultado mejor....


Pobre Ben.


"Ganó la mejor película, y el señor Cameron aprendió que hay premios que no se compran."