martes, 23 de marzo de 2010

Moomins and the Comet Chase

Nos llega una nueva aventura animada en stop-motion, desde Finlandia:



Los Moomins son personajes de historietas y libros creados en 1945 por Tove Jansson.
Desde su primera aparición, han sido adaptados en numerosas series y películas, incluyendo una coproducción Japonés-Finlandesa, "Comet in Moominland":



Aunque me gusta la animación del trailer (Pues su extrema sencillez es parte de su encanto) no me convencen mucho las voces y el guión.
Espero que no haya pasado con esta película lo que pasó con Doogal.

El caso Doogal


¿Cuál queda mejor?
El caso relacionado con la película “Doogal” es uno de los más peculiares (Y también uno de los más lamentables) dentro de la industria animada mundial.

El original
Inspirada en la clásica serie inglesa de animación en stop-motion “The magic Roundabout”, la película usó una técnica visual sencilla y de factura poco ambiciosa para recrear el estilo visual de la serie en la que se inspiraba. La dirección corrió a cargo de Dave Borthwick, el director de la película en stop-motion de culto, “The secret adventures of Tom Thumb”
El original:


La película:



Si bien en Reino Unido la película pasó sin pena ni gloria, su recibimiento en el resto del mundo, a través de un doblaje hecho en Norteamérica por el animador Butch Hartman (Creador de “Los Padrinos mágicos” y “Danny Phantom”) fue mucho, mucho peor, siendo considerada como la peor película animada del 2006 (Considerando que ese fue un año terrible para la animación, es mucho decir)
¿La razón?: Hartman (y los productores) no se conformaron con realizar un redundante redoblaje de una película que ya estaba en inglés, sino que prácticamente reescribió toda la historia, acoplándola a los clichés más odiosos del cine animado moderno: Léase reemplazar todo el humor por referencias culturales (En algunos casos bastante vagas y casi imposibles de captar por el público infantil, a menos que hayan visto “Pulp Fiction”) usar personajes clichés y humor escatológico(Algunos personajes que en la versión original no hablaban, aquí obtienen voz, pero no dicen más que estupideces), y claro está, contratar a una legión de celebridades para interpretar a los personajes.

Doogal:


¿Cómo una película con la participación de Kevin Smith y Sir Ian Mc Kellen puede resultar tan mal? Puede, cuando el primero hace el rol de un alce pedorro y cuando el segundo hace el rol de un muñeco saltarín con superpoderes a lo Gokú. (Y no es broma)

Para ser honestos, a mí esta película, aunque me pareció mala, no me pareció tan mala como esperaba, luego de leer las desastrosas críticas. Pero el resto del público la odió mucho más que yo, lanzando críticas lapidarias.
Con el tiempo, “Doogal” pasó al olvido y su (mala) fama quedó atrás con el estreno de otras películas animadas nefastas, con defectos similares pero más evidentes, como “Happily N´ever After” (Esa sí me pareció abominable) Sin embargo queda como un ejemplo patente de cómo un mal doblaje puede destrozar todo lo bueno que hay en una película o serie, arruinándola para el resto del mundo. Y sí no, vean lo que ha hecho 4Kids Entertainment hasta ahora…