miércoles, 12 de mayo de 2010

Tekkon Kinkreet:La brutalidad y la inocencia


Tekkon Kinkreet, película anime dirigida por Michael Arias, es uno de los más originales y sorprendentes animes que alguna vez se hayan hecho, presentándonos un mundo colorido y vital, pero al mismo tiempo turbulento, en el cual las emociones y los personajes deambulan con pasmosa velocidad, representación inusual e hiperbólica de todo aquello que constituye el mundo de la niñez, con sus maravillas y horrores.

En esta película, los niños son capaces de hacer proezas increíbles, al más puro estilo de un superhéroe, y también se ven envueltos en situaciones terribles y macabras, más en ningún momento dejan de ser niños: Juegan, imaginan, ven el mundo con ojos de asombro, y en ocasiones, con el más absoluto desconcierto.

La maravillosa metáfora del fuego, que atrae e ilumina, pero que también es capaz de quemar y destruir, sirve también para esta película: La ciudad, con sus colores y extraños monumentos, parece un parque de diversiones, una inmensa urbe de juguete. Y es en esta misma ciudad en donde ocurren los asesinatos y las torturas, pero en la que también existe la bondad, la esperanza, la poesía.

Aquí, la luz y la oscuridad no son dos fuerzas opuestas, sino que coexisten en un mismo territorio, a veces dentro de un mismo personaje: Negro y Blanco, como los dos protagonistas; inocencia y brutalidad; paz y violencia que constituyen el diario vivir en esa jungla de concreto, que acoge, pero no perdona: Como buena jungla, es un lugar en donde impera la ley del más fuerte, el sitio en donde los niños deben crecer, volverse adultos para sobrevivir. Sin embargo, la inocencia y la luz se niegan a morir: Incluso después de los eventos más crueles y catastróficos, su fuerza sigue vigente, es más real, más duradera que el de las armas, que el de la violencia.

Negro y Blanco, los dos personajes que se complementan así mismos, encarnan la dualidad de la naturaleza humana: A veces son héroes, a veces son monstruos, llevan monstruos dentro de sí, pero no dejan de ser niños: Este último hecho es aquel que constituye la base de su humanidad y de su alegría: En la capacidad que posee la inocencia de existir aún en medio del peor ambiente, y de triunfar aún cuando existan un millón de fuerzas adversas. Esta cualidad de “creer” es la que permite a los protagonistas dar fe de una redención, de un triunfo del bien frente al mal, de la luz que vence a la oscuridad, del niño que crece y que conserva su inocencia y su bondad.

Negro y Blanco se complementan, y en su unión existe el orden y el equilibrio, el mismo que es frágil y a la vez poderoso. El mismo orden imperante en la naturaleza y en el corazón del hombre, y que implica la necesidad del yo con relación al “otro”: Los opuestos no sólo se complementan, sino también se funden, son uno sólo hayan su plenitud perfecta: Luz y oscuridad, poesía y violencia.


Por fin ví Halo legends



…Es horrible.
Mi primera gran decepción para ese año. Debo confesar que jamás he jugado el videojuego en el que esta película se inspira, pero, esta colección de cortos dista mucho de alcanzar el nivel de “Animatrix” resultando más bien una compilación de cortos con historias simplonas y aburridas, y animación mediocre, siendo en algunos casos incluso peor al de muchas series anime actuales.


Para ser honestos, no todos los cortos son malos: “Origins” a pesar de ser un tanto lenta, nos presenta una crónica interesante y compleja, al estilo de “El Segundo Renacimiento” de Animatrix, una buena introducción que levantó mis expectativas. En cuanto a “Duel”, un corto hecho en animación CGI, puede que se vea un tanto extraño y use un estilo visual que no sea del gusto de todos, pero al menos intenta ser algo diferente, y no algo simplón como los otros cortos.
Por último “The Package” me pareció un segmento entretenido y bien realizado, con un estilo de animación que funciona bastante mejor que los otros mostrados en esta película. Por lo que he leído, este segmento es el más leal al espíritu del juego.
Pero… ¿El resto?: “The Babysitter”, “Prototype” y “Homecoming” no sólo son aburridos, sino que poseen diálogos y situaciones bastante cursis, y los defectos del guión sólo se hacen más notorios al ver los pobres diseños y animaciones.
“Odd one Out” es horrible: Pretende ser una parodia del universo Halo, pero la animación y los guiones son tan malos, que a ratos me recordó a la horrible serie clon de Pokemón, “Dino Rey”. Al menos en “Robot Carnivale” los segmentos más débiles compensaban su flaqueza argumental con buena animación. Aquí no hay ni siquiera eso.

En verdad cuesta creer que Production I.G. y la Toei (Dos de las más importantes compañías productoras de anime) hayan estado envueltas en un producto tan malo como este…Se supone que lo interesante de estas antologías animadas es ofrecer algo completamente nuevo y distinto en relación con lo que comúnmente se asocia con la animación japonesa, no en ofrecer “más de lo mismo”.
Sólo para incondicionales del juego. Y aún así. Aunque pienso que “The Package” es el segmento que sale mejor librado.