lunes, 23 de diciembre de 2013

El Origen de los Guardianes: Acertado entretenimiento

Aunque al momento de su estreno fue presentado como una película navideña, en realidad la trama de “El Origen de los Guardianes” ocurre durante la Pascua (Detalle que luego cobrará peso en un momento determinado de la trama) Inspirado en la serie de libros The Guardians of Childhood (Los Guardianes de la Infancia) del autor norteamericano William Joyce, también director del corto ganador del Oscar “The Fantastic Flying Books of Mr. Morris Lessmore” (En realidad, más que una adaptación, esta película es una secuela de la trama de dichos libros, ocurriendo 200 años después.) El Origen de los Guardianes nos presenta una visión distinta de personajes como Santa Claus y El Conejo de Pascua, dándoles un enfoque un tanto más “radical” y aventurero, siendo semejantes a superhéroes, aunque sin perder su cualidad infantil.
En estos tiempos, las reinvenciones de los cuentos de hadas y personajes icónicos de la fantasía popular ya han pasado a convertirse en un subgénero en sí mismo, y considerando el enfoque dado a muchas historias infantiles clásicas en los últimos años, sería más extraño ver que las obras de ficción se apeguen más a los modelos tradicionales con los que las generaciones pasadas crecieron: Tal vez por eso mismo, la premisa de este filme fue en un principio recibida con cierto grado de escepticismo por quienes la consideraban una absurda modernización (Digamos…Algo así como “Loonatics”)
Por fortuna, “El Origen de los Guardianes” resulta ser mucho más disfrutable e interesante de lo que uno podría pensar en un principio gracias al dinamismo de su narrativa, que permite combinar de manera convincente lo cómico y alegre con elementos de mayor complejidad (La desesperanza, el miedo a ser olvidados o perder la propia identidad) sin dejar accesible para los niños, evitando volverse demasiado densa o melodramática en la situaciones de mayor seriedad y conflicto.
Ayuda además que cuente con una estética bastante más estilizada y preciosista que otras producciones de animación digital de Dreamworks, que enfatizan más el uso de texturas hiperrealistas sobre las características del diseño (Una excepción a esta regla sería la divertida “Kung Fu Panda") Con todo, el resultado es bastante bueno a mi parecer, reflejando a la perfección el contraste de luz y oscuridad del argumento.
A pesar de tener un ritmo un tanto irregular (Hay momentos en los que parece que la historia se acelera un poco más de la cuenta sin aprovechar del todo el potencial de algunas escenas) no deja en ningún momento de ser entretenida y agradable, contando en líneas generales con muy buenas cualidades que hacen de esta obra un trabajo merecedor de mayor reconocimiento del que recibió al momento de su estreno.
De todas las películas recientes de Dreamworks, creo que esta es de la que más me interesaría ver una secuela, un spin off o tal vez incluso una serie que desarrolle un poco más la trama. Habiendo tantas películas y animaciones navideñas de carácter bastante frívolo o comercial (Ni que decir de cosas como “El Expreso Polar” de Robert Zemeckis) “El Origen de los Guardianes” es a mí parecer una más que recomendable opción para ver durante las temporadas festivas.