martes, 16 de septiembre de 2014

Los Caballeros del Zodiaco: La leyenda del santuario-crítica


Es una pena que una serie tan recordada y querida como lo es “Saint Seiya” (conocida en nuestro medio como “Los Caballeros del Zodiaco”) no haya sido precisamente muy afortunada en lo referente a sus incursiones fílmicas: Las cuatro películas originales tenían premisas con mucho potencial, pero al final se limitaban a repetir la misma fórmula : Se introducía rápidamente a un nuevo enemigo, Saori/Atena era secuestrada, los cinco héroes protagonistas iban a la base del nuevo enemigo a salvarla derrotando a los esbirros de turno-Excepto Shun, que siempre tenía que ser salvado por su hermano mayor Ikki-y al final Seiya (usando la armadura de Sagitario) terminaba derrotando al villano y salvando a Saori a punta de un flechazo. 


 Por otra parte, la quinta película dejó su trama sin resolver, debido tanto a su fracaso en taquilla como a los desacuerdos de la Toei con Masami Kurumada (A quien no le gustó que sus ideas para dicha película no fuesen tomadas en cuenta o fuesen cambiadas)
Y ahora, esta sexta (y mucho más ambiciosa que las cinco anteriores) película sufrió una tibia recepción en su país, decepcionado las expectativas que habían sido puestas en ella por parte de sus realizadores.



 De por sí la tarea de resumir los 73 capítulos que abarca el primer arco argumental de la serie en tan solamente 90 minutos era una tarea bastante difícil, que conllevaba por fuerza realizar toda clase de cambios a la trama y el rol cumplido por los personajes.




 Sin ser posible una adaptación fiel, creo que lo más justo sería juzgar a este filme por sus propios méritos, pero aún con esto en mente, es necesario señalar que La Leyenda del Santuario presenta ciertos problemas a nivel argumental, que dificultan su visionado: Yo personalmente pienso que la primera parte de la película (Digamos, hasta la parte que abarca la Casa de Tauro) hace un trabajo aceptable (si bien un tanto apresurado) presentando la trama y a los personajes de una manera más o menos entendible para el público que no conoce nada de la historia original. Sin embargo, conforme la película avanza, se vuelve más difícil de seguir, al introducir aceleradamente un exceso de giros y elementos argumentales que habrían podido desarrollarse plenamente dentro de un formato televisivo (el cual extiende a través de varios episodios)





 Debo darle la razón a quienes afirman que la película debió haber sido más larga para desarrollar mejor su trama y ritmo narrativo. Ciertamente, una media hora adicional (o incluso quince o hasta diez minutos adicionales) habrían resultado beneficiosos. Asimismo, también se echa en falta el uso de pistas o presagios que ayudasen a anticipar (así fuera muy sutilmente) los giros de la trama en su segunda mitad, en lugar de que estos ocurriesen de forma tan repentina y sin las explicaciones correspondientes.






 Aún con todo, debo admitir que la película me pareció entretenida de ver, y personalmente me gustó mucho el aspecto visual de la película, particularmente en lo que concierne a la estética “retro-futurista” de las armaduras y escenarios (Eso sí, la adición de dirigibles en el santuario me pareció un tanto excesivo.) Siendo sin duda alguna la mejor cualidad del presente filme.




 El apartado musical (exceptuando cierta cancioncilla interpretada por el personaje que uno menos esperaría) no destaca mucho, pero tampoco estuvo mal. De todas maneras, una vez más debo darles la razón a quienes dicen que la música de la serie original es mucho más memorable.


Mi parte favorita de la banda sonora de esta película, aunque casi ni pude oírla. 

Respecto al doblaje latino, me ha parecido muy bueno, funcionando como un efectivo “gancho nostálgico” para quienes crecieron con la serie, permitiéndose inclusive hacer una pequeña broma referente a una de las frases más recordadas del doblaje original.


 Pese a que “La Leyenda del Santuario” no fue todo lo que pudo (ni tampoco todo lo que debió) haber sido, de todas maneras no me ha parecido tan mala como señalan algunas críticas que podido leer circulando por el Internet.

 Definitivamente tiene sus fallos tanto como adaptación como obra independiente del anime original en el que se inspiró, pero desde mi parecer personal, fue interesante ver bajo una perspectiva diferente aquella misma historia que conocí en mi niñez, dandole un carácter “modernizado” cuyo visionado no resulta aburrido ni tedioso, a diferencia de las desastrosas versiones live-action de series animadas producidas cada año por Hollywood.


Eso sí, dudo mucho que vaya a tener secuela.

Intro de Patoaventuras con patos reales

Versión en español latino:

Turen til Squashland

Esta breve animación es el primer trabajo como director del controvertido cineasta Lars von Trier (director de películas como Dancer in the Dark, Dogville, Anticristo, Melancolía y Nymphomaniac, realizado enteramente por él cuando tenía 11 años de edad.

Hubiera sido interesante ver otras animaciones hechas por este mismo director.